FUNDACION ANTONIO SAURA
www.fundacionantoniosaura.org
 

1. La seudo-Fundación Antonio Saura de Cuenca (España), creada en contra de la voluntad de Antonio Saura.

2. Autenticidad de las instrucciones post-mortem confirmada por Sentencia de 22 de noviembre de 2006

3. Decisión de archivo del procedimiento penal

4. Procedimiento administrativo sobre el conflicto de competencias de las autoridades fiscales en materia sucesoral entre la Junta de Comunidades de Castilla - La Mancha (el ejecutivo de CLM) y el Estado español.

5. Certificados de autenticidad engañosos emitidos por la seudo-fundación

6. La seudo-fundación viola los derechos de autor

7. Hechos y fechorías de Antonio Pérez, miembro fundador y “Director artístico” de la seudo-fundación

8. El Manifiesto del 12 de abril de 2006

9. Firmantes del manifiesto (PDF)

10. Deseo apoyar el manifiesto

11. ¿Cuál es el futuro de la seudo-fundación?

12. Carlos Saura y la herencia de su hermano

 
 
 

3. Decisión de archivo del procedimiento penal

Como consecuencia de lo anterior el 15 de diciembre de 2006, el Juzgado de Instrucción nº 10 de Madrid, decidió archivar dicho procedimiento penal (véase: Auto n° 42500 de 15 de diciembre de 2006).

La seudo-fundación y sus acólitos recurrieron entonces en apelación esta decisión, que fue sin embargo confirmada nuevamente por un posterior Auto de la Audiencia Provincial de Madrid de 28 de diciembre de 2007.

Esta decisión definitiva e inapelable deslegitima la Sentencia del Tribunal Supremo más arriba referida, al consagrar la autenticidad y, por lo tanto, la validez, de las instrucciones post-morten entregadas por Antonio Saura a su albacea testamentario (véase: Auto n° 1180/07 de 28 de diciembre de 2007, Sección 7, Rollo: 187/2007).

Los animadores de la seudo-fundación, y sus acólitos, perdieron así el único instrumento de amenaza y presión, que no dejaron de emplear durante toda la instrucción de la causa en contra de las herederas y el albacea testamentario. El chantaje se expresaba en los siguientes términos: sólo se procedería al abandono de los procedimientos penales frente a ellos a cambio de la entrega de un número significativo de obras de Antonio Saura (véase: Correspondencia intercambiada entre la Consejera de Cultura de CLM y la sucesión Antonio Saura).

En buena lógica, una vez que la resolución judicial adquirió firmeza, la seudo-fundación y sus acólitos no tenían otra salida que admitir por fin que Antonio Saura había válidamente desistido del proyecto de crear una fundación que llevara su nombre en Cuenca, lo que debería haberles conducido a haber disuelto inmediatamente la seudo-fundación.

Sin embargo, los instigadores de la seudo-fundación y sus acólitos decidieron ignorar esta decisión de la Justicia y continuar sus actividades, asumiendo de este modo ser tenidos por impostores.