FUNDACION ANTONIO SAURA
www.fundacionantoniosaura.org
 

1. La seudo-Fundación Antonio Saura de Cuenca (España), creada en contra de la voluntad de Antonio Saura.

2. Autenticidad de las instrucciones post-mortem confirmada por Sentencia de 22 de noviembre de 2006

3. Decisión de archivo del procedimiento penal

4. Procedimiento administrativo sobre el conflicto de competencias de las autoridades fiscales en materia sucesoral entre la Junta de Comunidades de Castilla - La Mancha (el ejecutivo de CLM) y el Estado español.

5. Certificados de autenticidad engañosos emitidos por la seudo-fundación

6. La seudo-fundación viola los derechos de autor

7. Hechos y fechorías de Antonio Pérez, miembro fundador y “Director artístico” de la seudo-fundación

8. El Manifiesto del 12 de abril de 2006

9. Firmantes del manifiesto (PDF)

10. Deseo apoyar el manifiesto

11. ¿Cuál es el futuro de la seudo-fundación?

12. Carlos Saura y la herencia de su hermano

 
 
 

5. Certificados de autenticidad engañosos emitidos por la seudo-fundación

Arrogándose una potestad que en modo alguno ostenta, la seudo-fundación ha venido emitiendo certificados engañosos de autenticidad.

Estos pretendidos “certificados de autenticidad” han servido para intentar avalar la autenticidad de obras no realizadas por Saura, e igualmente se han utilizado para dar la categoría de “obras” a trabajos que sólo eran fragmentos de otras obras compuestas por el artista. Estos “certificados” provocan que mutilaciones sufridas por algunas obras de Saura pasen a gozar de una “seudo-legitimidad”, vulnerando así el derecho moral a la integridad de la obra del artista. 

La seudo-fundación también emitió “certificados” de obras inacabadas, vulnerando igualmente con esta actuación el derecho moral del artista a la divulgación de su obra. 
La sucesión Saura ha solicitado y obtenido el secuestro de las obras presentadas en el mercado acompañadas de estos pretendidos “certificados de autenticidad” emitidos por la seudo-fundación.

Quienes cometen estas actuaciones son personas ignorantes de la obra del artista, incompetentes y sin escrúpulos. Vulneran gravemente, no sólo la obra, sino también el nombre y la imagen de Antonio Saura.